Estás aquí

Julián Merlo: talentoso santafesino en taekwondo que sueña con la selección

El buen desempeño de éste joven de Elortondo, hoy en día ya llama la atención. Y es que a sus 17 años, Julián Merlo viene destacándose en competencias locales, zonales, nacionales e internacionales dentro del taekwondo. Apuesta antes de que termine el 2018 a obtener su cinturón negro y ya en el 2019, tratar de formar parte de la Selección Argentina.

Pero llegar a donde está hoy no fue tarea fácil, ni tampoco algo que se logró de la noche a la mañana. Julián lleva la mitad de su vida (literal) entrenando. Y para no perder ritmo, lo hace viajando por la zona, yendo a prácticas en Murphy, Firmat y Chovet para estar bajo las órdenes de sus entrenadores, Luciano Sánchez, Mario Sachetto y Nahuel Borri.

Dice que descubrió el mundo de  las artes marciales por casualidad. Un amigo, Ulises Brizuela, lo llevó a un entrenamiento hace más de ocho años, para ver “qué onda”. Ahí mismo se “conectó”, se enganchó, le gustó y desde entonces no dejó más al deporte. Lo abrazó para siempre.

Remarca que le gustan mucho las competencias y que prefiere más la parte de lucha o combate, que la de armar figuras. En el 2016, fruto de los buenos resultados, quiso dar un paso más con su equipo. Y probó suerte en el Panamericano de Buenos Aires, a la que calificó como una “gran experiencia”.

A fin de año rinde para primer “I Dan”. Pero antes tiene que pasar por un gran desafío: la “TCL” -Taekwon-Do Competition League-, el 18 y 19 de agosto, en Capital Federal.

Este evento, es único en el país. Los participantes de la liga luchan todos contra todos y suman puntos en un ranking anual que muestra quienes son los verdaderos campeones del Taekwon-Do Argentino. Una idea original de un grupo de maestros, instructores, campeones mundiales, entrenadores y apasionados del TKD altamente comprometidos en trabajar para los competidores.

La celeste y blanca

Al igual que muchos deportistas jóvenes y apasionados por lo que hacen, sueña con representar al país en lo más alto del deporte. Su sueño claramente, es llegar a la Selección Nacional. Y también, más adelante, participar de un mundial.

Julián cuenta que su entrenador (el chovetense Luciano Sánchez), ya es como su “segundo papá”. Una persona con la que está en permanentemente en contacto y con quien se forma desde sus comienzos. “Pasamos mucho tiempo juntos y nuestra relación es la mejor”, dice.

Admira y sigue al campeón mundial Axel Vargas. Sigue sus pasos en la lucha y claramente quiere ser como él: “Por eso rescato los valores, la disciplina y el respeto en que somos formados. Porque es algo que nos acompaña no solo dentro del gimnasio, sino en la vida”, cuenta.

Más allá de su gran año, Merlo no deja de ser un agradecido. Reconoce a su familia por estar atrás siempre, a sus amigos que lo “banca” y el apoyo de la Comuna de Elortondo en todo lo que está a su alcance.

Fuente: Trasmedia VT

Deja un comentario

Top
Ir a la barra de herramientas