Estás aquí

La provincia presentó en Buenos Aires el Mundial de Básquet U17

El gobierno de la provincia de Santa Fe, junto a la Federación Internacional de Basketball, la Confederación Argentina y la Federación Provincial, presentaron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Mundial de Básquet U17 que se disputará en las ciudades de Santa Fe y Rosario del 30 de junio al 8 de julio próximo.

El lanzamiento nacional se llevó a cabo este miércoles en la Casa de Santa Fe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El ministro de Desarrollo Social, Jorge Alvarez, expresó que “el deporte nos da la posibilidad de encontrarnos y fortalecer las políticas públicas. El trabajo en equipo junto a las asociaciones, federaciones, la confederación y por supuesto los clubes da muy buenos resultados, ya lo vimos en otros eventos y cotidianamente en programas que desarrollamos en territorio”.

“La provincia -continuó- realiza una gran inversión que no es solo para apoyar los eventos internacionales sino también para dejar un legado de infraestructura como lo estamos haciendo con este mundial en los estadios de la Universidad Tencnológica Nacional, Unión y Newell´s, a lo que sumamos también el desarrollo de la disciplina, porque muchos chicos verán el mundial y seguramente comenzarán a practicar básquet”.

Por último, indicó que “este evento internacional nos permitirá dejar un legado a nuestra provincia, tanto en el desarrollo del deporte, como en la puesta en valor de los estadios cubiertos. Esto nos permitirá ser candidatos a la ventana clasificatoria del mundial de básquet mayor”.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Deportivo, Pablo Catán, destacó que “en los últimos años, Santa Fe fue la provincia que más campeonatos argentinos a ganado en un año. Además, los seleccionados nacionales siempre tienen un gran aporte de jugadores santafesinos y un claro ejemplo es el equipo de Río 2016”.

En tanto, el presidente de la Confederación Argentina de Básquetball, Federico Susbielles, agradeció “al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz la inversión y el apoyo de la provincia”. Además destacó que “la provincia es el socio estratégico para que después de 13 años vuelva un mundial juvenil a la Argentina y esto es sumamente importante para nosotros; no tengo dudas de que será un gran mundial”.

Finalmente, el técnico del seleccionado Argentino U17, Diego Lifschitz, resaltó que “este mundial es el primero y lo vamos a vivir de manera exclusiva. Con el transcurso del tiempo seguramente tendrá condimentos muy especiales por estar en casa, sintiendo el afecto de la gente cercana. Así que estamos muy agradecidos de que el mundial sea en Argentina”.

En cuanto a la actividad que del seleccionado, dijo: “Venimos realizando un trabajo con 30 jugadores desde hace dos años. El grupo se empieza a reducirse ahora por cuestiones obvias y será muy difícil cerrar la lista en 12” y agregó que “el objetivo principal es estar a la altura de las grandes potencias. Todavía no lo hemos logrado pero venimos trabajando en buen camino así que esperamos estar a la altura de la competencia”.

PRESENTES

De la presentación también participaron el subsecretario de Desarrollo Deportivo, Carlos Iparraguirre; la delegada del Gobierno de la provincia de Santa Fe, María Soledad Delgado; el coordinador General del Ente Nacional de Alto Rendimiento, Diógenes De Urquiza, el director provincial de Deportes Federados de Santa Fe, Daniel Bozikovich; el director de Deportes Federados de la municipalidad de Rosario, Diego Sebben; el coordinador Deportivo de CABB, Sebastián Uranga; el vicepresidente de la Federación de Básquet de Santa Fe, Jorge Gartich; y los jugadores preseleccionados del plantel U17 Argentino, Gastón Bertona, Ignacio Varisco, Matias Vonschmeling, Federico Copes y Máximo Milovich.

LOS GRUPOS Y EL DESARROLLO DE LA COMPETENCIA

Ya pasaron 13 años desde el último mundial juvenil organizado en nuestro país. En aquella ocasión, Córdoba y Mar del Plata fueron sedes del campeonato U21 en el que Argentina finalizó sexta, con un equipo liderado por Leo Mainoldi, Matías Sandes y Leonel Schattmann.

El Mundial U17, que tendrá a Santa Fe y Rosario como sedes, será el quinto de la historia. La competición se realiza cada dos años desde 2010 y, hasta hoy, ha tenido un solo ganador: Estados Unidos. Desde los comienzos del torneo, el Mundial U17 ha representado una de las competencias juveniles más prestigiosas del mundo.

El certamen será del 30 de junio al 8 de julio con sedes en los estadios del Club Atlético Unión y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Santa Fe y Newell´s Old Boys de Rosario. Es importante resaltar que dichas instituciones recibieron un aporte total de $ 10.000.000 por parte del gobierno provincial para realizar reformas que solicitó la Federación Internacional de Basketball, entre ellas, el cambio de luminarias, vestuarios, piso y pintura.

En lo deportivo, Argentina será parte del grupo D junto a Croacia, Francia y Filipinas, y el grupo C estará conformado por Canadá, Nueva Zelanda, Egipto y Montenegro. Ambos tendrán su fase regular en el estadio de Newell´s Old Boys en la ciudad de Rosario.

Por su parte, el grupo A estará compuesto por Australia, Puerto Rico, Turquía y República Dominicana y el B por Mali, China, Estados Unidos y Serbia. Estos equipos comenzarán y finalizarán el certamen en la ciudad de Santa Fe.

Luego de la etapa de grupos, el Mundial U17 desarrollará las finales íntegramente en los estadios de la UTN y el Club Atlético Unión.

LA HISTORIA DE ARGENTINA EN EL MUNDIAL U17

Desde la creación del torneo, la mejor colocación de nuestro país fue el sexto lugar conseguido en 2012. Ese torneo celebrado en Lituania fue la plataforma de despegue de una de las mayores promesas del básquetbol nacional en los últimos años. Gabriel Deck no solo terminó como goleador, con 21.5 puntos de promedio, sino que además, fue elegido entre los cinco mejores de un certamen plagado de futuras estrellas.

El de 2016 fue la edición más reciente. Allí, Argentina terminó en la 13ª ubicación con un récord de dos victorias y cinco derrotas. En un certamen pensado para la generación nacida en 1999, nuestro país presentó un plantel integrado por varios jugadores de la camada 2000. Francisco Caffaro y Lautaro López lideraron a Argentina, que cerró su participación con dos victorias consecutivas. Turquía y Lituania escoltaron al campeón, Estados Unidos, cuyo plantel estuvo compuesto por varios jugadores que será protagonistas en el próximo Draft de la NBA, incluyendo al MVP Collin Sexton y a Wendell Carter.

En la edición 2014, disputada en Dubai, Argentina se quedó con la 10ª posición pero con un récord positivo de cuatro victorias y tres derrotas. El equipo dirigido por Silvio Santander tuvo a Máximo Fjellerup como líder, quien finalizó con promedios de 13 puntos y seis rebotes. Además, el plantel estuvo integrado por Fernando Zurbriggen y el actual jugador de la NCAA, Ayan Nuñez Carvalho. Serbia finalizó con el tercer lugar, mientras que Australia cayó en la final ante un Estados Unidos, con varios jugadores que están transitando su primer año en la NBA, como Josh Jackson de Phoenix Suns y Jayson Tatum de los Boston Celtics.

El Mundial 2012, celebrado en Kaunas, representa hasta hoy, la mejor colocación de Argentina en la historia del certamen. Los chicos finalizaron con cuatro victorias en ocho partidos, habiendo derrotado a potencias como España y Lituania, y perdiendo el quinto lugar a manos de la Canadá de Andrew Wiggins. Dentro del plantel figuran tres nombres que hoy tienen presente en la selección mayor: Juan Vaulet, Luca Vildoza y Gabriel Deck. Para Deck, el mundial fue la plataforma de despegue de su carrera. El santiagueño fue goleador de todo el torneo y el único miembro del quinteto ideal que no disputó las semifinales.

Este mundial será recordado como el de mayor cantidad de futuras estrellas. Deck estuvo acompañado en el quinteto ideal por Jahlil Okafor, exnúmero tres del draft y actual miembro de los Brooklyn Nets, Mario Hezonja, elegido por el Orlando Magic en el número cinco del draft del 2015, Dante Exum, base suplente del Utah Jazz y puesto cinco del draft del 2014 y Justise Winslow, alero del Miami Heat. Además, también participaron del torneo jugadores del calibre de Jabari Parker y Ben Simmons, entre otros actuales NBA.

En el 2010, Hamburgo fue sede de la primera edición del Mundial U17 en el que Argentina finalizó 9ª con récord de tres ganados y cuatro perdidos. Los chicos cayeron ante Serbia, Estados Unidos, Lituania y China, mientras que derrotaron a Corea del Sur, Egipto y España. El goleador, máximo rebotero y mejor asistidor de nuestro país en el torneo fue Patricio Garino. El plantel también estuvo compuesto por Luciano Massarelli, Tomás Zanzottera, Matías Bortolin y Tayavek Gallizzi, entre otros. Al igual que en todas las ediciones, Estados Unidos fue el campeón, al derrotar a Polonia en la final por 111-80. Dos actuales estrellas de la NBA fueron los líderes de aquel equipo: Bradley Beal y Andre Drummond.

Independientemente de los resultados, el paso de Argentina por los Mundiales U17 deja en evidencia el cambio de paradigma que se ha impuesto en nuestro país en los últimos años. La política de elevar la talla a través del rastrillaje y el trabajo de formación queda a la vista comparando los planteles que Argentina ha presentado en esta competencia.

El contraste es notable ya que en la primera edición, apenas dos jugadores superaban los 2 metros de altura y el promedio del plantel era de 1.92. Algo similar sucedió en 2012, con tres jugadores por encima de los 2 metros y un promedio de 1,95. Pero en la última edición, Argentina presentó un plantel con cinco jugadores por encima de los 2 metros, incluyendo los 2,12 de Francisco Caffaro y los 2,08 de Christián Bihurriet y Juan Germano. Allí, el promedio de estatura fue de 1,97 el más alto desde el inicio de la competencia.

Deja un comentario

Top
Ir a la barra de herramientas