Estás aquí

Un hombre fue condenado por amenazas y portación de arma de fuego, deberá reparar económicamente a dos víctimas y donar dinero a una ONG

Un hombre de 39 años identificado como Cristian Rogelio Khoury fue condenado como autor de los delitos de amenazas y portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización cometidos en la ciudad de Santa Fe. Así fue resuelto por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Luis Octavio Silva, en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

El fiscal que investigó el caso fue Carlos Lacuadra, quien detalló que “se le impuso una pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional y medidas de distancia de 100 metros respecto de las dos víctimas de los ilícitos, con quienes tampoco podrá contactarse personalmente, ni por redes sociales, ni por teléfono”.

Lacuadra también detalló que “se acordó que Khoury deberá reparar económicamente a las dos víctimas con 30 mil pesos para cada una. También deberá donar 50 mil pesos a la Asociación Civil ‘Construyendo Puentes’, una institución que se dedica al desarrollo integral y la igualdad de oportunidades de niños y jóvenes”.

En la vía pública

Los ilícitos que investigó el fiscal Lacuadra fueron cometidos el domingo pasado en la zona norte de la capital provincial. “Alrededor de las 6:00 de la mañana se generó una discusión entre una de las víctimas y el condenado, en el marco de la cual hubo disparos de arma de fuego. La confusa situación llamó la atención de los vecinos, quienes dieron aviso a la policía”, relató el fiscal.

“Minutos más tarde, el condenado fue encontrado por los agentes de la fuerza en inmediaciones del lugar, y portando un arma de fuego tipo pistola calibre 45 marca Bersa, con la numeración suprimida y dos municiones intactas en su interior”, precisó Lacuadra. “Al advertir la presencia policial, intentó esconderse detrás de una camioneta en la que había llegado al lugar. Finalmente, arrojó el el arma dentro de una vivienda”, agregó.

“Los ilícitos fueron cometidos en inmediaciones de la casa de la otra víctima de los hechos”, aclaró Lacuadra.

En relación al arma de fuego, el fiscal informó que “se realizaron las pericias correspondientes y resultó ser apta para efectuar disparos”. En tal sentido, agregó que “se realizó la incautación del arma”.

Las víctimas

Lacuadra también destacó que “las víctimas del ilícito fueron escuchadas en el MPA y prestaron su conformidad con la realización del juicio abreviado que se llevó a cabo y con los términos impuestos en dicho juicio. Además, manifestaron no querer ser escuchadas por el tribunal”. En tal sentido, el fiscal indicó que “se respetó el derecho de las víctimas a minimizarles las molestias con motivo del procedimiento, tal como indica el artículo 80 del Código Procesal Penal”.

Fuente: Oficina de Prensa y Difusión MPA

Deja un comentario

Top
Ir a la barra de herramientas